Resolución de la OMS y marco

Resolución de la Organización Mundial de la Salud

Tras una intensa presión de la Alianza Mundial contra la Hepatitis y grupos de pacientes de todo el mundo, la Asamblea Mundial de la Salud acordó una resolución sobre la hepatitis viral. La resolución fue apoyada por los 194 Estados miembros, lo que refleja la conciencia internacional de que se requieren medidas con urgencia para hacer frente a estas enfermedades.

Por primera vez, la resolución reconoce el impacto mundial de la hepatitis B y C, dos enfermedades que causan la muerte de un millón de personas al año y que hasta la fecha no han recibido la atención mundial que se merecen. La resolución establece claramente la necesidad de una acción global coordinada para hacer frente a la hepatitis viral respaldada por recursos específicos. También proporciona el respaldo global del Día Mundial de la Hepatitis como foco principal de los esfuerzos nacionales e internacionales de sensibilización.

Nos gustaría dar las gracias a todos los que han apoyado la campaña para conseguir la aprobación de esta resolución. La Alianza Mundial contra la Hepatitis y los grupos de apoyo esperan con interés trabajar con los gobiernos y la OMS para comenzar la urgente tarea de prevenir nuevas infecciones y proporcionar todo el apoyo necesario a los 500 millones de personas que conviven con la hepatitis viral en todo el mundo.

Consulte la resolución de la OMS sobre hepatitis viral

Prevención y control de la infección por hepatitis viral: marco para una acción global

Tras la adopción de la resolución sobre la hepatitis viral, la OMS puso en marcha el marco “Prevención y control de la infección por hepatitis viral: marco para una acción global” el Día Mundial de la Hepatitis de 2012. En él se describen las cuatro áreas de trabajo para prevenir, tratar y salvar las vidas de las personas infectadas con hepatitis a través de estrategias regionales y por países específicos. Estas estrategias ayudarán a combatir una enfermedad que, a pesar de afectar a 500 millones de personas en todo el mundo, sigue siendo en gran parte desconocida, sin diagnosticar y sin tratar.

Las cuatro áreas estratégicas son:

Área 1: Acrecentar la sensibilización, promover colaboraciones y movilizar recursos
Área 2: Políticas basadas en las pruebas y datos para la acción
Área 3: Prevención de la transmisión
Área 4: Detección, cuidado y tratamiento

Consulte el marco para una acción global sobre la hepatitis viral