En la reunión de alto nivel celebrada en Atenas este mes, las partes interesadas europeas se unieron para discutir los efectos de la crisis económica en el acceso a los servicios sanitarios para el tratamiento de la hepatitis B y C. Basándose en el llamamiento a la acción de la OMS lanzado el mes pasado, la reunión europea dio como resultado un llamamiento europeo a la acción, que presenta una lista de las prioridades más urgentes ante las que actuar en Europa para “afrontar el impacto de la hepatitis B y C en la salud pública, la economía y la sociedad”.

El llamamiento a la acción “insta a los estados miembro de la UE a que identifiquen las obstáculos existentes e inviertan en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la hepatitis B y C, sostenibles y financiados con base en evidencias demostradas, a través de planes de acción nacionales coordinados como prioridad urgente de la salud pública, especialmente en vista de las limitaciones fiscales y la persistente crisis económica”. El llamamiento también ahonda en cuestiones específicas, pidiendo a los gobiernos que identifiquen los obstáculos contra el conocimiento basado en evidencias, los obstáculos contra el acceso a la prevención y a los servicios de diagnóstico y tratamiento, y los obstáculos relativos al estigma social y a la discriminación. Puede leer el llamamiento completo a la acción aquí en nuestro sitio web (en inglés).